¿Porque estás aqui?

Porque se trata de eso, de bailar en ropa interior un sábado antes de salir para sentirte una súper estrella, de sentirte en un videoclip cuando escuchas música subiendo las escaleras del metro, de no poder evitar un paso de baile cuando escuchas esa estrofa que cambió tu vida a golpe de beat.

Porque se trata de música al fin y al cabo. Pop, electrónica, reinas, clubbing y modernas que lo darán todo en las raves.

Tragadores de la mejor mierda.

Ecos de Extrarradio.

domingo, 18 de noviembre de 2012

El sueño de Rihanna


El mundo onírico y sus representaciones no son una novedad en el mundo del pop. Esto es un hecho. Ya Madonna con el virtuoso Bedtime Story de 1994 daba señales de que el sonido del futuro salía de su coño.

Y Rihanna, como es muy lista, se ha fijado en que Beyoncé o más recientemente nuestro querido Chris Brown, han utilizado los sueños como reclamo estético en sus vídeos.

Añade caballos y melenas al viento y tienes un vídeo que te cagas a lo Steven Klein, pero sin que vea un duro.

Ya le hizo la jugada a LaChapelle en S&M y Only Girl.

Rihanna pasa total de contratar directores molones. Ella los emula. Y por una vez, le sale muy bien.

Bueno, de hecho, aunque perdio el pleito contra LaChapelle, los vídeos de Loud mejoran como el vino y nos gustan cada vez más.

Lo mismo nos pasa con Diamonds. Que crece y crece...hasta que te enamoras.



Es un vídeo precioso. Como un Russian Roulette mágico. O un We Found Love con aún más drogas.

Pero lo cierto es que los caballos galopando, los brazos hyendo de sí mismos y el agua nunca nos van a cansar como imágenes.

Lo malo es que puede que te resulte algo aburrido. Pero no lo es. Ahí esta la gracia.

Si teneís alguna duda aún con Rihanna, esperad a escuchar Unapologetic. Nosotros ya lo hemos hecho. Y tú también puedes hacerlo.

Hablaremos más pausadamente sobre Sin Complejos en el futuro, cuando formemos una opinión más objetiva. De momento, las actuaciones que nos ésta dejando Rihanna en ésta era dejan muy buen sabor de boca y nos alentan a asistir al Diamonds Tour.







Vamos, que hace dos años te dicen que Rihanna hace ésto y te ries.

Pero canta bien. Va guapa. Intenta transmitir un concepto. Increíble.

Y por cierto, que su 777 Tour ya ésta en marcha y ha resultado ser un concierto muy poco show y muy vocal, que no nos interesa nada.

Loque esta claro es que Rihanna ésta elevandose aún más alto. No hay techo para ella.

1 comentario:

  1. No puedo esperar a leer la crítica de Unapologetic.
    EL TEMAZO del disco es Jump.

    ResponderEliminar